INDIOS BOLIVIANOS Y NEGROS ESTADOUNIDENSES

INDIOS BOLIVIANOS Y NEGROS ESTADOUNIDENSES

El racismo es una actitud presente en todo momento si hablamos de la sociedad boliviana. En un vehículo de transporte público, caminando por la calle, en el trabajo, en el centro de estudios…

Desde el punto de vista psicológico el racismo es una actitud, una predisposición a reaccionar de manera evitativa o condenatoria: evitar sentarse junto a una persona de “color”, evitar calles o zonas donde hay ese tipo de gente, evitar conversar mucho tiempo para eludir intimidad…

La predisposición la llevamos en nuestra mente, en lo que llamamos estructura psicológica, personalidad o sistema de afectos y pensamientos. No disponemos de una tarjeta electrónica  para estar en la intimidad y otra para estar en la calle, un chip distinto en el bus público y otro para estar en el vehículo propio. En todo momento somos la misma persona, con toda la carga emotiva y cognitiva, con todo lo aprendido y establecido como nuestras reacciones naturales: miedo ante un borracho de barrio popular que viene por la acera, interés cuando viene la amiga pretenciosa de belleza física…

La persona racista puede estar muy contenta en una fiesta de amigos y ponerse incómoda si ve que entre todos hay una persona diferente, sentirá fastidio y deseo de alejarse. Y puede no darse cuenta de su propia reacción, y hasta puede conversar y declarar que tal individuo diferente es muy agradable. Sería muy extraño que esta persona reaccionara reflexionando: “¡Qué lamentable, soy racista!”

LA REPÚBLICA DE BOLIVIA CORONA A SU PRIMER REY AFRODESCENDIENTE

En el libro “La revolución negra en los Estados Unidos”, escrito por Antonio Massimo Calderazzi (Barcelona: Ed. Bruguera, 1970) se encuentran estas “creencias populares sobre los negros” en Estados Unidos de América:

<<   1. Se duermen en los trabajos mecánicos.

  1. No se puede contar con ellos para nada.
  2. No soy aptos por constitución física, para una prolongada actividad mental.
  3. Son infantiles e inmaduros.
  4. Tienen el cráneo más pequeño, un cerebro más pequeño y rudimentario, su osamenta craneana es más gruesa y experimenta un cierre precoz de la sutura craneana.
  5. Por lo tanto la pedagogía ha de procurar desarrollar sus manos más que su cerebro.
  6. Son perezosos, pródigos, despilfarradores, inmorales, inclinados a la delincuencia.
  7. Son menos inteligentes, y su mente no se desarrolla pasado determinado nivel.
  8. Son fáciles presas de las enfermedades (naturalmente prescindían aquí de la pobreza, la ignorancia y las condiciones generales en que los negros nacen, viven y mueren).
  9. Tienen un olor particular, por lo que debe evitarse el contacto íntimo mediante la segregación (pero no rehusaban ese contacto íntimo cuando los negros eran servidores domésticos o cuando las negras, o los negros, eran sexualmente serviciales).
  10. Todas las negras carecen de pudor. >> (p. 117).

En Bolivia el que ocupa el lugar del negro es el indígena (el 62 % de la población según el PNUD en el año 2006. http://www.ilo.org/indigenous/Activitiesbyregion/LatinAmerica/Bolivia/lang–es/index.htm). Y somos también numerosos los mestizos, que en la sociedad estadounidense son comparables a los mulatos, de los cuales, el autor citado dice:

<< En cuanto a los mulatos, se opina comúnmente que son más inclinados a la delincuencia que los negros; que tienen tendencia a la esterilidad; presentan aspectos anatómicos disonantes; contraen más fácilmente la tuberculosis; las parturientas mulatas arriesgan la vida, pues al ser estrechas de pelvis, cuando han de dar a luz un hijo de un blanco, el cual tiene la cabeza más redonda y de mayor tamaño que la de un negro.

Por otro lado, a los negros les reconocen algunas cualidades; el sentido de la música y de la danza, la riqueza de la emotividad y la fantasía; la espontaneidad, o primitivismo dirigido en un sentido positivo, de acercamiento a un estado natural que la civilización occidental blanca ha perdido. >> (p. 118).

Seguro que encontraremos semejanzas entre lo que se pensaba de los negros en los años 60 del siglo XX y lo que actualmente, segunda década del siglo XXI se piensa acerca de los indios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s